Día Mundial de los Humedales

6 feb. 2015

El pasado 2 de febrero se celebró el Día Mundial de los Humedales. Este día se celebra desde 1977 para conmemorar la firma del Convenio sobre los Humedales en Ramsar, Irán, el 2 de febrero de 1971. Este convenio fue el primer tratado relativo a la conservación y al uso racional de los humedales.


La lista Ramsar incluye más de 2.000 sitios cubriendo una superficie de más 200 millones de hectáreas en 168 países. Y aunque parezca mentira en Murcia existe un inventario regional con más de 100 humedales.


Los humedales son zonas muy importantes para el planeta, representan la mayor reserva de agua dulce, dan hogar a muchísimas especies de animales y reciben a otras tantas en sus migraciones. Se trata de ecosistemas que regulan los ciclos del agua y del clima, generadores de recursos hídricos y por supuesto suponen un gran atractivo para el turismo.

Los tipos de humedales incluidos en la lista son áreas naturales de pastizales húmedos, turberas, pantanos, marismas, lagos, ríos, estuarios, deltas, bajos de marea, zonas marinas costeras, manglares, arrecifes de coral, ojos de agua, y sitios artificiales como estanques piscícolas, arrozales, embalses y salinas.

Vamos ahora a ver algunos ejemplos de humedales de nuestra región:


Parque Regional Salinas y Arenales de San Pedro


Ubicación: San Pedro del Pinatar

Superficie: 856ha

Las salinas de San Pedro del Pinatar forman el humedal más importante de toda la región de Murcia. Como tal, están declaradas Parque Regional desde 1985, junto con las Encañizadas (vía natural de intercambio de agua entre el mar Mediterráneo y el mar Menor), constituyen el Parque Regional de San Pedro del Pinatar.

Debido a los elevados valores naturales, esta zona húmeda fue incluida en 1994 en la Lista de Humedales de Importancia Internacional junto a la laguna del Mar Menor. En 1998 fue designada como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), por lo que queda incorporada a la Red Natura 2000 de la Unión Europea.

Las Salinas de San Pedro son el resultado de la transformación de una antigua zona lacustre generada por los aportes de la Rambla de las Siete Higueras, en el vértice Norte del Mar Menor, separadas del Mar Mediterráneo por una estrecha franja de dunas fijadas, en gran parte, por la vegetación. El gradiente de salinidad aumenta de Norte a Sur. En las charcas salineras del límite Norte del Parque se desarrolla el carrizo por la intrusión de agua dulce.

Flora: Pino carrasco, sabina costera, enebro marítimo, salicornia, carrizo, junco, taray, lentisco, posidonia oceánica, espino negro, albardín, barrón, cambrón, azucena de mar, cuernecillo de mar…

Fauna: Flamenco, avoceta, cigüeñela, charrancito, pagaza piconegra, gaviota, chorlitejo patinegro, tarro blanco, garza real, lagartija colirroja, musaraña, eslizón ibérico, fartet (pez endémico del litoral levantino)



Parque Regional de Calblanque, Monte de las Cenizas y Peña del Águila



Ubicación: Cartagena, La Unión. Franja litoral que va desde Cala Reona hasta la playa de Portmán.

Superficie: 2822,45ha

El Parque Regional de Calblanque es una de las áreas litorales mejor conservadas de toda la ribera mediterránea. El área de protección de este espacio natural está ocupado, en su mayor parte, por las formaciones montañosas que discurren paralelas al mar y que descienden suavemente por el este hasta la zona más llana del parque, en la depresión de las Salinas del Rasall.

Multitud de estructuras y materiales geológicos aparecen en él: dunas fósiles, acantilados, playas, rocas sedimentarias como las calizas o rocas metamórficas como las pizarras y filitas.

Flora: Sabina de Cartagena, cornical, arto, pino carrasco, cambrón, carrizo, salicornia, taray…

Fauna: Fartet, eslizón ibérico, águila perdicera, flamenco, chorlitejo patinegro, tarro blanco, gaviota patiamarilla, gaviota de Audouin…



Espacio Natural Protegido Cañón de los Almadenes



Ubicación: Calasparra, Cieza, en el noroeste de la Región de Murcia.

Superficie: 116ha

Un lugar donde el río Segura ha tallado una profunda hendidura a lo largo de millones de años, dando lugar a un desfiladero de cuatro kilómetros de longitud, con paredes verticales que en algunos tramos llegan a superar el centenar de metros de profundidad.

Este espacio se encuentra protegido desde 1992, circunstancia que ha permitido conservar gran parte de la riqueza natural y patrimonial del paraje. El Cañón de los Almadenes aparece como un paisaje insólito en las últimas estribaciones de las sierras del Molino, la Palera y el Almorchón, limitado en su margen izquierda por el sinclinal de La Campana y el Alto de la Serreta.

Las aguas del río Segura a su paso por el cañón son limpias y bravas, generando zonas de rápidos y remolinos en tramos provistos de obstáculos, que permiten la práctica de deportes de aventura, contribuyendo al atractivo turístico del enclave.

Flora: Lentisco, sauce, zarza, caña, adelga, taray, chopo, madreselva…

Fauna: Halcón peregrino, búho real, martinete, Martín pescador, mirlo, galápago leproso, cabra montesa, nutria… La presencia de animales como la nutria denota el buen estado de conservación del ecosistema del cañón.



Paisaje Protegido Humedales de Ajauque y Rambla Salada

Fuente: Murcia enclave ambiental

Ubicación: Abanilla, Santomera, Molina de Segura, Fortuna.

Superficie: 1632ha

Nace en Los Baños de Fortuna, donde se le conoce como Rambla de las Contiendas, sobre una de las zonas más secas de nuestra región, con materiales sedimentarios blandos y fácilmente erosionables. La confluencia de varias ramblas origina estos ecosistemas húmedos. El paisaje se caracteriza por la presencia de agua salina que fluye por cauces con tramos de aguas permanentes y temporales.

Este complejo humedal asociado a ramblas constituye el sistema de cabecera de Ajauque. Aguas abajo del trasvase, la Rambla de Ajauque contacta con la zona de descarga del humedal de Ajauque y, finalmente, confluye con Rambla Salada en el estrecho que da paso a las colas del Embalse de Santomera.

En los alrededores del Paisaje Protegido se conservan restos arqueológicos importantes. Cabe destacar en los Baños de Fortuna: piscinas romanas del siglo I-III d.C., el Castillejo (poblado ibérico situado en un pequeño cerro del siglo I-II a.C.), Cuevas Blancas, y con valor cultural y urbanístico el complejo de edificios de los Baños.

Flora: Carrizo, taray, Saliconia, albardín, siempreviva…

Fauna: Aguilucho, cenizo, alcaraván, ortega, cigüeñela, garceta común, chorlitejo patinegro, garcilla bueyera…



Reserva Natural Sotos y Bosques de ribera de Cañaverosa


Ubicación: Calasparra, Moratalla.

Superficie: 225ha

La Reserva Natural de Cañaverosa es uno de los pocos espacios salvajes que quedan en la geografía murciana. Al abrigo de los primeros kilómetros del río Segura esta Reserva Natural alberga uno de los mejores bosques de ribera de la región, se le llama así porque las copas de la arboleda se juntan y forman un tupido dosel por el que apenas pueden pasar algunos rayos de sol. Un tipo de ecosistema de gran valor no solo por su escasez a escala regional, sino también por la diversidad de formas de vida que acoge.

El espacio alberga en su interior el santuario de Ntra. Sra. de la Esperanza y en la mitad del curso se encuentra la presa de Cañaverosa cuya finalidad es la derivación de los caudales para el aprovechamiento hidroeléctrico en la central de Rotas.

Flora: Chopo, olmo, pino carrasco, álamo, sauce, fresno, adelfa, madreselva, zarza, taray, caña…

Fauna: Garza real, martinete, ruiseñor, mito, lavandera boyera, nutria, turón, oropéndola, murciélagos, caballito del diablo, cangrejo de río... Cañaverosa es la única reserva natural de la Región de Murcia donde se reproduce este la nutria, un mamífero, ágil nadador y pescador, que habita en tramos de ríos donde las aguas son de buena calidad. Otro mamífero asociado a los tramos fluviales es el turón, pariente cercano de la nutria.



Para celebrar este día tan importante la Dirección General de Medio Ambiente ha organizado diversas actividades bajo el lema Humedales para nuestro futuro en Los Parques Regionales de Salinas y Arenales de San Pedro del Pinatar y El Valle-Carrascoy.


Debemos aprovechar la celebración de este día para concienciarnos sobre estos lugares, que además de lo bonitos y curiosos que nos puedan parecer, son de una gran importancia para nuestro futuro. Tal vez a alguno le pueda parecer una tontería pero cuidar, respetar y mantener estos ecosistemas tan singulares es algo muy importante.

Así que de ahora en adelante, si es que antes no lo hacíamos, vamos a colaborar, cada uno en la medida que pueda, en protegerlos y conservarlos.

Por cierto, si os ha parecido interesante la entrada de hoy no os perdáis la del lunes porque está muy relacionada con uno de los espacios protegidos que acabamos de ver. Solo os digo una cosa, el lunes nos vamos de ruta… y ahí lo dejo.


Gracias por estar ahí, nos vemos por Murcia.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por tu comentario. Me encanta recibirlos y por supuesto en cuanto pueda te respondo.