El Puerto del Garruchal

22 jun. 2015

A veces las circunstancias te hacen cambiar los planes, esto os lo digo porque esta no es la entrada que tenía preparada para publicar hoy. El viernes algo me hizo cambiar de opinión con respecto a la entrada de hoy.

Seguro que todos os habéis enterado del terrible incendio que tuvo lugar el pasado viernes en el Puerto del Garruchal. Un fuego que favorecido por el viento y los matorrales secos ha quemado unas 45 hectáreas de un lugar precioso de nuestra ciudad. Todos los indicios hacen pensar que ha sido provocado porque que se hayan producido tres focos a la misma vez y tan separados no creo que sea algo casual.

Un incendio que ha ocasionado un daño muy grave en uno de los pulmones verdes de Murcia, una zona de alto valor medioambiental declarada zona de especial protección para las aves (ZEPA). Una zona en la que se trabaja muy duro para mantener la vegetación y la vida natural autóctonas de Murcia. 

Sinceramente no puedo entender que alguien prefiera ver el monte así:


En lugar de así:

Mi familia tiene un terreno en el Camino de los Puros y si no llega a ser por los bomberos, a los que desde aquí agradezco su trabajo y su esfuerzo, todo se habría quemado y destruido. La ilusión de tener tu huerto, tus árboles, un lugar de relax, perdido y destrozado por un pirómano, por un loco, por no decir algo mucho más fuerte.


Un vecino ha perdido sus animales, sus árboles, su pequeña casa de aperos, todo negro, todo reducido a cenizas, todo desolado, todo quemado.

El fin de semana lo hemos pasado limpiando, recogiendo cenizas, tirando escombros… todo por culpa de un señor o señora que no tenía nada mejor que hacer esa tarde.


¿Esto en realidad le divierte a alguien? ¿De verdad le parece a alguien un plan genial para un viernes por la tarde? Yo no lo entiendo de verdad. Y si ha sido un accidente tampoco lo entiendo porque los actos tienen consecuencias, la quema de rastrojos cuando no es época, tirar una colilla por la ventanilla del coche… Me indigna la irresponsabilidad de la gente, hay que hacer las cosas con cabeza.

Desde aquí quiero dar las gracias a los bomberos, a los vecinos, a protección civil, a los forestales y a todas las personas y medios que han colaborado en la difícil extinción del incendio por su duro trabajo y por su esfuerzo.

Ojalá que pronto podamos empezar a ver cómo cambia el paisaje desolado que nos ha dejado este incendio y cómo lo negro se vuelve poco a poco más verde.

Muchas gracias por estar ahí. Y espero que nos veamos por un Puerto del Garruchal con vida y futuro.

Gracias Raquel por tus fotos.



2 comentarios:

  1. Que fuerte que me parece Belén, siento mucho que cosas así sigan pasando, habría que cortarles las manos a estos personajes... Espero que, salvo el disgusto y la pérdida material, no hayáis tenido daños personales que lamentar. Ánimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Isabel. Por suerte todo ha quedado en el susto y solo han sido daños materiales. Da mucha pena ver como ha quedado el paisaje pero poco a poco todo mejorará. Un besazo.
      Belén

      Eliminar

Muchas gracias por tu comentario. Me encanta recibirlos y por supuesto en cuanto pueda te respondo.