La Iglesia de San Miguel

1 feb. 2016

Hace tiempo que no nos vamos de visita a algún edificio histórico de Murcia, así que hoy cojo la cámara de fotos y me voy a dar una vuelta para descubrir los secretos de una de las parroquias más tradicionales del centro histórico de Murcia, la Iglesia de San Miguel.

La iglesia, de origen medieval, es una de las más antiguas y bonitas de la ciudad. San Miguel estaba ubicada en lo que antiguamente se denominaba la Arrixaca del Norte, una zona de origen islámico en donde se situaban casas de recreo con jardines y huertos pertenecientes a las clases adineradas de la antigua ciudad musulmana.


El edificio actual se construye entre 1691 y 1712 pero la primera noticia que se tiene sobre la existencia de la Iglesia de San Miguel es en un documento de 1272, donde Alfonso X cita a un clérigo de San Miguel, un tal Thomas, para celebrar misa en la capilla del Alcázar Mayor. Esto hace de San Miguel una de las iglesias más antiguas de la ciudad de Murcia, en realidad la segunda después de la de Santiago.

La primitiva iglesia se encontraba en muy mal estado a comienzos del siglo XVII por lo que en 1625 se procede a su derribo y se inicia la construcción de un nuevo templo. La construcción del templo sufrió un importante percance en 1651 con las obras prácticamente terminadas cuando todo se vino abajo por culpa de la riada de San Calixto. En 1691 se inicia de nuevo la construcción y se termina en 1712 que es cuando finalmente se consagra y se dispone para el culto.

La decoración interior se realiza mediante pinturas al temple de color azul y con florones dorados

La planta de la Iglesia de San Miguel responde al prototipo más usado en la arquitectura religiosa barroca, una única nave con capillas laterales entre los pilares que se comunican entre sí mediante amplios vanos, lo que proporciona una gran sensación de amplitud, y con un crucero sobre el que se levanta la cúpula sobre pechinas.


La fachada principal está realizada en piedra. La parte superior del cuerpo central, que correspondería al interior de la nave, está rematada por un frontón triangular en el que aparecen dos imágenes que representan a San Pedro y a San Pablo y que flanquean una hornacina con la imagen del titular de la iglesia, San Miguel Arcángel.


La torre es posterior al resto de la iglesia ya que en 1864 se hundió debido a las filtraciones de agua de la Acequia Mayor Aljufía. La caída de la torre tuvo como consecuencia la muerte de una mujer que pasaba por la calle y produjo además hundimientos en el retablo y en la cúpula. Gracias a las aportaciones económicas de los feligreses el arquitecto Juan Ibáñez pudo llevar a cabo las obras de reconstrucción. Durante este tiempo la parroquia fue trasladada a la Iglesia de San Esteban, perteneciente a la Compañía de Jesús


El elemento más representativo de la Iglesia de San Miguel, el que destaca por encima de todos es su retablo mayor. En 1731 se le encarga a Jacinto Perales, responsable de la parte arquitectónica, y a Francisco Salzillo, realiza los seis arcángeles, las virtudes y los ángeles tenantes, la construcción del que se ha convertido en uno de los mejores ejemplos de retablo barroco no solo de la ciudad sino de toda la Región de Murcia.

Obligación de Félix Diéguez con Jacinto Perales y Francisco Salzillo para realizar el retablo de la iglesia de San Miguel

En el centro del retablo está la imagen del titular de la iglesia, San Miguel, obra de Nicolás Salzillo (padre de Salzillo) de 1708 y una de las pocas obras datadas del autor.


Pero no solo es destacable el altar mayor, dentro del importante patrimonio barroco del que dispone el templo hay muchos ejemplos de imaginería religiosa:

San Judas Tadeo, anterior a 1718, de Nicolás Salzillo está situada en el Retablo de la Santa Faz, del siglo XVIII, cuyo autor es José Toledo.


San José y el Niño, obra escultórica de Nicolás Salzillo de 1745, se cree que en ella trabajó conjuntamente con su hijo Francisco.

Dolorosa de los Santos Pasos, también de Salzillo. Esta obra de mediados del siglo XVIII desfila desde 1963 con la Cofradía de la Salud en la procesión del Martes Santo.

Del mejor discípulo de Salzillo, Roque López, es el Nazareno de los Santos Pasos o del Bailío (finales del siglo XVIII o principios del XIX). Desfila con la Cofradía de la Misericordia desde 2012.


► La Sagrada Familia, una de las obras de juventud más importantes de Francisco Salzillo, donde se reproduce ese ambiente tan rococó con el que tantas veces se ha calificado la obra de Salzillo.

Y por supuesto el titular de la Cofradía de la Misericordia, el Cristo de la Misericordia, obra del jesuita Fray Domingo Beltrán. Magnífica obra escultórica del siglo XVI que procede de la antigua iglesia de San Esteban.



Datos de interés:
Iglesia de San Miguel

Dirección
Calle San Miguel s/n



Una curiosidad
La calle que está al lado de la sacristía se llamaba antes calle de las Calavericas por estar situada sobre un antiguo cementerio y asomar, de vez en cuando algún resto óseo de este tipo.

Gracias por estar ahí, nos vemos por Murcia.

Image and video hosting by TinyPic
Sígueme también por aquí

facebook       pinterest      instagram     Blogovin

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por tu comentario. Me encanta recibirlos y por supuesto en cuanto pueda te respondo.