La Cadena de la Catedral de Murcia

23 mar. 2015

Todas las ciudades tienen sus leyendas particulares; sean ciertas o no son historias que se transmiten de generación en generación y que incluso en muchas ocasiones se van exagerando conforme pasa el tiempo.

Hoy vamos a conocer una de estas leyendas murcianas, el misterio de la cadena de la Capilla de los Vélez.

La Cadena de la Capilla de los Vélez

Para quien no lo sepa la Capilla de San Lucas o de los Vélez es una capilla funeraria que D. Juan Chacón, Adelantado Mayor del Reino de Murcia, mandó levantar en 1490 en el lado sur de la Catedral de Murcia. Al morir D. Juan fue su hijo, D. Pedro Fajardo, quien la concluyó en 1507, tal y como puede leerse en la inscripción del friso interior. D. Pedro Fajardo fue el primer Marqués de los Vélez y de ahí viene el nombre de la capilla.


La Capilla de los Vélez

La capilla pertenece al último periodo del gótico, denominado gótico flamígero, la exaltación del gótico florido. Es Monumento Nacional desde 1928 y está declarada actualmente Bien de Interés Cultural.

La Cadena de la Capilla de los Vélez

La construcción de esta capilla de planta poligonal y con una cúpula estrellada de diez puntas dio lugar a un gran pleito entre los Adelantados y el Concejo al estrangular el trazado de la contigua calle Oliver, pleito que tuvo que ser resuelto por los Reyes Católicos.

En el exterior la capilla está estructurada en varios cuerpos decorados con escudos de los Chacones y Fajardos en diferentes alturas y rodeados por la famosa cadena.

Álvaro de Toledo, décimo Marqués de los Vélez, confesó durante un viaje a sus posesiones de Granada y Murcia: Está adornada con varios escudos de la casa y la circunda una cadena maravillosa de piedra que es el embeleso de cuantos la ven.

La Cadena de la Capilla de los Vélez

Pero vamos ya con la famosa leyenda de la cadena de la capilla de los Vélez:

Corría el año 1500 cuando un mendigo llegó a Murcia buscando trabajo a cambio de comida y alojamiento. Se enteró por los vecinos que don Pedro Fajardo estaba construyendo en ese momento la Capilla de los Vélez en la Catedral de Santa María.

El extraño mendigo se presentó ante el Marqués de los Vélez, le dijo que era escultor y que tenía una propuesta que hacerle: construir una cadena de piedra que rodearía todo el exterior de la Capilla de los Vélez e incluso la Catedral entera si era necesario, a cambio no cobraría ni un maravedí.

El Marqués, intrigado por tan extraña propuesta, aceptó contratarlo como escultor pero con una condición, que si la obra no le gustaba acabaría en la horca.

El mendigo se puso a trabajar de inmediato en la cadena. Después de 7 años de duro trabajo en la Nochevieja de 1507 la obra estuvo terminada y fue presentada al noble. Todos en Murcia quedaron maravillados con el resultado, una obra perfecta y única. Desde ese momento la ciudad entera admiraba y alababa al artista apodado cariñosamente el Cadenero.

Sin embargo cuando este anunció su intención de dejar Murcia, el Marqués temeroso de que pudiera realizar una obra parecida en cualquier otro lugar lo mandó detener, arrancarle los ojos, cortarle las manos y encerrarlo para siempre en prisión.

Exterior Capilla de los Vélez Año 1900 - Archivo General de la Región de Murcia

Cuentan algunas leyendas que aquel mendigo no era otro que Iacobus de Cartago, existen unas iniciales en una de las vigas de la catedral que corroborarían esta creencia, otras en cambio señalan que la cadena está relacionada con la masonería, con las predicciones de Nostradamus y con el Santo Grial. Misterios, leyendas, historias de nuestra ciudad… que nunca sabremos si son ciertas o falsas pero que siempre da gusto conocer.

Lo que sí se sabe con certeza es que la cadena está tallada en piedra caliza extraída de una cantera situada en la carretera que une Murcia con Cartagena, cerca del Puerto de la Cadena, que por cierto de ahí recibe su nombre. Tiene unos 90 eslabones de alrededor de un metro de longitud cada uno.

Y aunque está bien creer de vez en cuando en las leyendas también está claro que la cadena no fue construida en el mismo momento en que se levantaba la capilla. El engarce de la cadena con las paredes revela que se hizo tiempo después. La cadena se debió colocar hacia 1538 cuando don Pedro Fajardo sintió la necesidad de demostrar su sumisión a la Iglesia e ideó sujetar su capilla a la Catedral manifestando así su vinculación con ella para siempre.

Cada uno es libre de elegir la versión que más le guste ¿realidad o ficción? ¿Dónde empieza una y acaba la otra? En fin, tradiciones murcianas…


Gracias por estar ahí, nos vemos por Murcia.



1 comentario:

  1. Grandioso artículo. Como murciano, he de decir que no conocía la historia; pero bueno, también te digo que soy un murciano que reniega de su tierra; sin embargo, esto me ha atrapado. Muy bueno, señorita: le dejo mi última entrada, por si le gusta la literatura clásica.


    http://www.ourgodsaredead.blogspot.com.es/2015/03/rojo-y-negro-la-culminacion-del-sueno.html

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu comentario. Me encanta recibirlos y por supuesto en cuanto pueda te respondo.