Origen de las calles de Murcia

7 dic. 2015

¡¡Buenos días lunes!! En lunes como este sí que da gusto decir eso de buenos días ¿verdad?

¿Cómo lleváis el puente? Espero que bien, yo de momento lo llevo genial. Me pilláis de viaje pero como os dije el lunes pasado en esta entrada hoy vamos con una entrada que completa un poquito la ruta de la semana pasada. La completa aportando más datos y más información sobre los nombres de las calles que componen la ruta turística.

Una entrada cortita que no os ocupará mucho tiempo para un día festivo como hoy pero llena de curiosidades sobre algunas de las calles por las que pasamos en la ruta de la semana pasada.

Plano general de Murcia, de 16 de julio de 1896, de Pedro García Faria y de Pedro Cerdán Martínez

Hace un tiempo en la entrada de las Calles gremiales de Murcia ya os contaba que algunas calles reciben sus nombres por ejemplo según los oficios que se desarrollaban en ellas, según el tipo de personas que las habitaban o transitaban o según algún elemento característico de esa calle. Y eso es lo que vamos a aprender hoy, en algunos casos os hablo del nombre actual y en otros del nombre que se le dio en otra época por alguna circunstancia concreta. Ya sabéis que las ciudades están vivas y en muchos casos evolucionan con su habitantes y con la historia.

Calles relacionadas con oficios y profesiones

A lo largo de toda la ruta nos encontramos con algunas calles relacionadas con gremios u oficios determinados que eran desarrollados por los vecinos de algunas localidades murcianas:

La calle Sociedad debe su nombre a la Real Sociedad de Amigos del País que se instaló en 1826 en la Casa del Conde del Valle de San Juan, ubicada en esta calle. La Real Sociedad Económica fue fundada por el Obispo Manuel Rubín de Celis e inaugurada en 1777 y fue un importante foco de cultura.



La calle Platería una de las principales arterias del comercio local y regional durante la colonización árabe debe su nombre a los talleres de plateros y joyeros que había en ella.


La calle Trapería cuyo origen se sitúa en el siglo XIV debido al comercio de telas por parte de mercaderes malteses, genoveses y catalanes establecidos en sus inmediaciones.

La calle Jabonerías, donde los artesanos del ramo elaboraban jabones.


La calle Albudeiteros, anteriormente llamada del Esparto, donde los vecinos de Albudeite guardaban el esparto, para sacarlo y trenzarlo en la Plaza del Esparto, actual plaza Romea.

La calle Algezares, actual González Adalid, donde según Nicolás Ortega Pagán tenían su depósito los yeseros de la pedanía de Algezares. El yeso lo traían en burros desde Algezares y lo almacenaban en esta calle para luego venderlo a los albañiles de la ciudad.

Calles que deben su nombre a alguno de sus vecinos

Al ser una zona tan antigua y tradicional muchos de los nombres de estas calles se refieren a grandes personajes o personas de la nobleza que tenían su residencia en alguna de estas calles.

La familia Puxmarín dan nombre a la calle y a la plaza Puxmarina. Una familia muy ilustre fundadora de lugares como La Raya o de Conventos como el de los Jerónimos y que tenía entre otras propiedades un edificio en la plaza cuyo jardín se extendía hasta la calle Polo de Medina, más conocida por el nombre del Cabrito.


La calle Zarandona, de la que partían a mediados del siglo XIX los coches y galeras que hacían el servicio público a las ciudades de la región y a la capital de España, antes de establecerse el ferrocarril, se llama así por la ilustre familia que vivía allí. Martín Zarandona vino a Murcia procedente de Vizcaya y fue Regidor de la ciudad en 1683.


La familia Manfredi de origen italiano da nombre a esta calle. Antonia Manfredi Bianchi natural de Albenga (Italia) se traslada a vivir a Murcia donde contrae matrimonio con Miguel García Serrano. Su hijo, Miguel García Manfredi, vivió en esta calle. García Manfredi fue abogado de los Reales Consejos y gozaba de muy buena posición social dado que en 1833 ocupaba el sexto puesto de los contribuyentes murcianos.


La calle Actor Díaz Mendoza, situada en uno de los laterales del Banco de España está considerada como una de las más antiguas de Murcia ya que existe documentación que remonta sus primeras referencias a 1417 cuando se denominaba calle de la Parra, denominación que mantuvo hasta los años sesenta.

La Placeta de los Gatos, esta plaza ya no existe, estaba situada donde hoy se encuentra el Bando de España. Llamada así según el cronista Carlos Valcárcel porque en ella vivía una familia con ese apodo. En 1886 fue rebautizada con el nombre de calle Fernández Caballero por ser la calle donde nació este compositor murciano.

La calle Alfaro empezó a ser conocida así por lo sucedido a uno de sus vecinos. Nicolás Alfaro Fernández era en 1757 el Administrador del Monte de Piedad, un puesto de excepcional importancia en la época. Su mala gestión al frente del Monte de Piedad provocó que le embargaran su casa sita en aquella calle.


La plaza Joufré toma el nombre de Jofré de Loaisa uno de los pobladores de Murcia, que tenía su casa en esta plaza, la única de la Platería que permitía que entraran hasta ella los carruajes. Durante un tiempo en esta plaza se colocaba una banda de música para distraer a los paseantes de la calle Platería.

Calles con algún elemento llamativo que le da nombre

La calle Azucaque es una de las calles más antiguas de Murcia. Azucaque, como os podéis imaginar es una palabra de origen árabe que significa callejón sin salida o callejón estrecho recuerdo tal vez de la medina laberíntica.


La calle Poeta Sánchez Madrigal se llamaba antes calle del Porche de San Antonio porque en él había una imagen de este santo, imagen que desapareció en 1868. A finales del siglo XIX, en 1893, desapareció el porche. Famosa también fue esta calle por ser donde tenía la pensión la Josefa Gómez, la Perla.

La calle de Marín Baldo (caravaqueño que fue alcalde de Murcia en el siglo XIX) se llamaba antes calle del Porche del Socorro debido a que allí había un porche con una imagen de esta Virgen.

Y hasta aquí el paseo por algunas de nuestras calles más céntricas de Murcia, reconozco que he sido un poco tramposa porque me he guardado algunas historias que me han parecido muy interesantes para dedicarles una entrada en exclusiva como Dios manda. Historias de esas que nos gustan, de esas que incluyen detalles que dan miedo y que seguro que nos sorprenderán.

Muchas gracias por estar ahí, nos vemos por Murcia.

Image and video hosting by TinyPic
Fuentes: https://sawarmurcia.wordpress.com, Archivo General Región de Murcia, http://callejero.murcia.es

Sígueme también por aquí

facebook       pinterest      instagram     Blogovin

2 comentarios:

  1. Bueno, a la espera de esas entradas quedo. Un saludico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya verás como te gustan porque hay algunas historias muy curiosas. Un besazo

      Eliminar

Muchas gracias por tu comentario. Me encanta recibirlos y por supuesto en cuanto pueda te respondo.